…y se desvelaba el misterio

IMG-20160425-WA0001
María Zambrano

Caía la tarde. La luna asomaba sus ojos grandes sobre las tumbas del cementerio. La casita en la que dormida, descasa su sueño María, dice: “surge, amica mea, et venit”

El público sentado, mirándose, en filas paralelas, a los márgenes de la tumba de María, hace un camino hacía su encuentro. Cae el telón de la noche. Comienza la representación. Es el cumpleaños de María, veintidós de abril del dos mil dieciséis.

Es el escenario real, que la Compañía de Teatro Xpontaneoux – de Málaga, crea para visitar y dialogar con María, con su Palabra y en su lenguaje: “Levántate, amiga mía, y ven”.

El tiempo huye, desaparece. Y la atemporalidad de la noche oscura del alma surge: y vemos en escena a María (niña), a María (mujer, anciana y sabía) que dialogan.

Y, a un niño hambriento: porque existen los niños hambrientos que visitan los cementerios, sí, hambrientos de pan, de sabiduría.

Y su hermana Araceli, que le duele las heridas abiertas de la historia de los hombres. Porque a los muertos los entierran sólo con los cuerpos. Estas heridas no se curan con la tierra húmeda; son del alma. Esa cajita de música suena, está ahí, siempre.

Y Don Blas, su padre, bajo el limonero, le dicta el misterio de la vida y. que María quiere, de niña ya, descubrir. Ella predestinada desde su nacimiento: sabedora que se nace para vivir muriendo, y se muere sí, para nacer de otra manera.

Un rayito de luz ilumina las voces de María, (niña), de María (mujer), de Araceli, que caminan por los pasillos del cementerio como por su casa. Están ahí, dialogando en la atemporalidad y, libres del espacio que ocupan sus cuerpos.

Todo el cementerio se duerme bajo el sueño de la noche. El escenario desaparece. Somos sombras, almas invitadas a la representación de un misterio: se oye el canto de una nana.

Esta fue la puesta en escena, de la obra: LA TUMBA DE MARÍA ZAMBRANO – pieza poética en un sueño-, de La Compañía de Teatro Xpontaneoux. La autora de la obra es Nieves Rodríguez, que intervino como narradora; y la dirección fue a cargo de Asier Etxaniz. Y, que tuvo lugar, dentro de las actividades de la “Semana Cultural María Zambrano” el pasado veintidós de abril.

Hay que decir que la Compañía de Teatro Xpontaneoux nos sorprendió a todo el público asistente, porque rompió todos los cánones del teatro: eligiendo un escenario natural, la tumba de María Zambrano.

La temporalidad de toda obra: inicio, nudo y desenlace, que no respeto acertadamente, porque expuso, sabiamente, conocedores de sus obras y de su vida, para desarrollar, en un diálogo poético, el pensamiento de María Zambrano.

Manteniendo viva la tensión del espectador, al llevar a escena el diálogo entre almas, y no seres de carne y hueso. Y realizar tan valientemente, el doblaje de la misma persona, María (niña), María (mujer), desarrollarlo, de manera froidiana, bajo el sueño, y en el escenario de la muerte: un diálogo de la vida y de la muerte.

Y, lograr, como digo, incorporar al público asistente en el escenario de la obra, propio del teatro de vanguardia.

Esta manera de representación acentúa más la realidad, aunque el tema sea difícil de plantearse: como es un tema filosófico.

Y, a ello, hay que añadir la calidad poética de la obra, que exige la acentuación dramática en las voces de los actores, a la que con sobresaliente estuvieron a la altura.

Y, la ausencia de ese “tempo”, en el que trascurre toda obra, como digo acentuaba la tensión, y elevaba la emoción hasta sentir el helor en las venas, de encontrarse ante la revelación de un misterio, del que formábamos parte todos y todas, de tal manera, que se imponía el silencio sepulcral de los asistentes, que éramos almas, sombras, a la luz de la luna.

Porque así entiende María Zambrano, la muerte: como el origen del sueño al que hay que retornar.

Y, su amigo poeta cubano, Lezama Lima, se lo recuerda: –Pero, Vd. es de las personas que saben con gran precisión que nacemos antes de nacer y morimos antes de morir”(1).

Enhorabuena, al director Asier Etxaniz , a los actores de la Compañía Xpontaneoux de Málaga y a la autora Nieves Rodríguez, jóvenes tanto la autora como el director, a quienes, felizmente, le auguro grandes éxitos.

José Marcelo

(poeta)

 (l) libro Islas página 36.


Artículo publicado en periódico comarcal “Noticias 24”, el viernes 29 de abril de 2016 [ https://issuu.com/noticias24/docs/noticiasdemalaga29042016/1 ]. Muchas gracias al escritor Francisco Gálvez, director de este medio.

Anuncios

Un comentario en “…y se desvelaba el misterio”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s