Poemario: “DESDE LA CUNA DE TOTALÁN” DE MARÍA ÁNGELES CASTILLO ROMERO Comentado por José Marcelo Ruiz

A ti, compañera,

                                                             de un loco cuerdo,    

   que  como tú , le habla a las estrellas,

                                                              y siente el barro de la tierra

                                                              en sus pies”

 maria-angeles-castillo-001

Querida amiga y compañera poeta: María Ángeles

Leer tu poemario Desde la cuna de Totalán ha supuesto un encontrarse con las pautas e indicadores necesarios para satisfacer: ¿Cómo es la poesía? ¿por qué se debe  de escribir poesía, ? ¿y  qué temas,? ¿ a quiénes se da el mensaje?

Estas preguntas todas tienen respuestas en tus poemas, porque con gran acierto ha sabido captar la riqueza del lenguaje, tanto en su construcción como en las imágenes literarias utilizadas. Sabiendo poner el sustantivo preciso,  no hay epítetos innecesarios; por lo tanto, los adjetivos son los justos y nada más. Así has conseguido realzar la capacidad de la frase poética, buscando la sustancia- esencia- de la palabra.

Y tu poesía es transmisora de esa función del alma, como tú misma lo dice en  el poema:Quiero escribir un poema”: “un eco evocado del alma.” Para ello, hay que desvelar esa ventana en la que nos asombramos. Expresar las sensaciones inexplicables. Tú lo haces muy bien cuando estás ante la mirada del espejo. Éste que nos enajena. Tú  conoces su fuerza: “no existen piedras que lo traspasen” Ahora tus ojos están poseídos: “son los que miran al mundo tras la sonrisa muda de un cristal”. No se puede explicar mejor, ni de otro modo.

Escribes por necesidad, como  la sangre que va alocada  a punto de reventar las venas. Porque así  es como se agolpan los sentimientos, las ideas, las palabras. Hay que articularlas para dejar el mensaje de lo secreto, de lo íntimo.  Invitar al dialogo con el silencio, con la soledad, con el miedo, con el vacío, con la nada. Para dar el grito hondo del dolor profundo, en donde se busca las respuestas. Las lágrimas son el consuelo.  Porque se te ha sido revelada a ti, como poeta: “ese perfume de lo imposible”.

Se te ha dado la materia, ese barro creador, que sólo el poeta consigue, como mendigo, como pordiosero que busca la verdad, que está oculta en las entrañas del ser. Aceptas la poesía como la única senda, unida a esa pasión, para “bordar sentimientos de jazmines”.   

Cuando le preguntas al poeta mendigo, éste te habla de lo necesitado que está la humanidad. Te invita a mirar : “esas miradas grandes de la naturaleza”, en donde mirarse es amarse. Ahí están los temas: la soledad, ese mar que se desnuda ante ti,  la melancolía, esa “cárcel para el olvido”, la fugacidad de la vida en las “tardes otoñales.”

La búsqueda por la autopista del cielo queriendo ir al encuentro del  “Demiurgo Artífice”, porque existe ese Dios como fuerza que se revela, no sólo en la religión, sino en el Universo. Tú nos lo muestra ofreciendo “el néctar cálido”, porque es preciso beberlo con todas sus consecuencias  para acercarse a sentir y  a comprender.

Quieres conocer  las almas. Esos seres a quienes debes decir tu mensaje, al fin serán los destinatarios de tu hallazgo, de tu única herencia. Porque “el alma no necesita  equipaje para  su partida”. Le hablas de lo cotidiano, de esas cosas sencillas  que sirven para prepararse. Le dices: “Me acercaré a la multitud para que sepan que mi abrazo no es un bostezo de insomnio sino un suspiro de vida.”

Tu mirada  también es hacía la tierra. Rechazas “tantas, tantas quimeras”. Porque tu mensaje es para el ser humano. Le hablas de  “nuestra tierra”, de la humanidad que tiene el alma. El secreto es desnudar tu alma de poeta. Amar  al ausente en ese “abrazo de fe”, porque él,  “vive en mí”. Amas  a los presentes,  porque “quiero ser como tú”. Doy gracias por poder amar   las flores de mi vida.

Y orgullosa  te muestras de tus raíces, de tu nacimiento en el pueblo  que te vio nacer. Porque a él, le perteneces.

Torre del Mar 04 de agosto de 2008

 

José Marcelo Ruiz

       (poeta)

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s