PRESENTACIÓN DEL POEMARIO: “EL CORAZÓN RECIÉN NACIDO” DEL POETA JOSÉ MARCELO RUIZ.- POR ANTONIO FORTES GÁMEZ- EN El CENTRO DEL EXILIO DE VÉLEZ- MÁLAGA.

Vélez- Málaga ,  21 de abril de 2016

 

el-corazon-recien-nacido-001José Marcelo es ya, un veteranos de los ambientes literarios de nuestro entorno geográfico, comarcal y de la provincia de Málaga, en los que ha participado y sigue haciéndolo muy activamente. Por lo que “no” estamos hablando de alguien ajeno al hecho literario y en este sentido, de un desconocido, sino todo lo contrario, nos encontramos frente a un incansable trabajador de la poesía. Un ser pasional en el que la poesía no es más que su vehículo personal para caminar por los entroncados senderos de la vida y exhortar al mundo en el ejercicio de los valores del humanismo.

Nace, en su inquietud literaria, al borde del mar mediterráneo, en una Axarquía cada vez más pletórica de color y de versos, de la no puede sustraerse a este aroma. Como tantos artistas y pensadores ha sabido recoger el mensaje que el viento del mar arrastra; esa pesada carga histórica que nos aporta toda la cultura clásica que desembarcó en estas orillas y que nos condiciona desde Homero a Ovidio hasta llegar a Machado, Hernández o Lorca, entre tantos y tantos.

José Marcelo ha elegido, en su viaje personal, el género poético para manifestar y desentrañar la condición humana y por ello es un poeta que asume la esencia del pensamiento humanístico de la cultura mediterránea. Se muestra, decididamente, como un luchador por los derechos universales y un defensor de las bondades que proclama la humanidad. La complejidad del entramado social, la inmoralidad, la maldad y la perversidad que asola el mundo le genera parte de esa angustia que le lleva a refugiarse en la poesía. Y desde esta trinchera de la reflexión, combate con tesón y con su palabra “desnuda” todas las amenazas que nos describe en sus textos.

Nos decía Jorge Luís Borges: “La poesía nace del dolor, la alegría es un fin en sí misma”.

La poesía de José Marcelo se convierte en un cántico de esperanza, en una llamada a la paz y en una exaltación constante al amor:

No digáis mi amor ni tu amor sino nuestro amor”

Él como poeta desea que todos seamos ciudadanos del mundo, sentido éste por el que invoca y reclama un nuevo “status”, en que el ser humano como “persona” sea el auténtico actor y protagonista. Y en su llamada, alienta a la eliminación de las barreras que separan y diferencian al hombre en su condición social. Aboga por una igualdad que cree posible, más allá de los falsos idealismos y dogmas caducos. Cree firmemente en el hombre y en su responsabilidad ante el destino. Cree en la educación y en el amor fraternal como savia para su salvación, que tiene su origen y final en la capacidad de amar del propio ser humano.

En sus textos es común leer palabras que invocan a la llamada solidaria: compromiso, feminismo. Y nos dice: ¡Despertad al nuevo mundo!

 “No os sintáis en el derecho de ser respetados”

“Si no habéis aprendido a respetaros”

Por ello, nos encontramos ante un poeta que exhibe en sus versos, no sólo un modo de unir palabras con una misión fonética y aliterativa, buscando la belleza poética en la palabra, sino que estamos ante un poeta fielmente comprometido con el ser humano y su colectividad: la humanidad.

“Yo no quiero símbolo ni bandera que haga frontera”

“No creo en el infierno: si el infierno lo haces tú, tirano, con el dolor ajeno”

Es indudable que las personas tenemos una tendencia natural por dejarnos influir y alimentarnos con causas sociales o con otras personas, cuya cualidad crean en nuestro consciente un espacio de predilección y por tanto de admiración hacia las propuestas que plantean. En José Marcelo existe una inclinación especial por la filosofía de María Zambrano, a la cual sigue, lee, estudia e interpreta, sintiéndose alumno de su pensamiento. La pasión por la pensadora se vislumbra en sus últimos textos y comentarios. Precisamente en este poemario la presencia de María Zambrano se deja ver en la defensa del feminismo, que no del dogma, como nos dice ella:

Aprender las formas de la superación del feminismo como estado de conducta personal, a través de la educación, donde hombres y mujeres deben confluir en la nueva escuela de SER PERSONA.”

Estas propuestas crean en José Marcelo una conciencia de “ activista humano”, de defensor de la tolerancia y de los valores de la especie, por lo que proclama que el siglo XXI debe ser el siglo del encuentro y del fin de la desigualdad. Y manifiesta que es la mujer el factor destinado a la superación, como un objetivo más a vencer en esta crisis social y, como todas injusta.

“Yo creo en el hombre, en la mujer

Cuando se unen y se sienten humanidad”

La mujer tiene para nuestro autor, una especial consideración como símbolo de lo humano, actora de momentos cumbres en la historia: como protagonista, como eje fundamental para contribuir a cambiar el ideario patriarcado, desde la ilustración al siglo XX, pasando por la revolución francesa. Mujeres comprometidas fueron Rosa Luxemburg, Marie Wollstonecrat, Simone de Beauvoir y como otras muchas más…

Y en este marco de pensamiento y compromiso social podemos encontrar a José Marcelo, su única arma para esta contienda: LA PALABRA, que encadenada y hecha verso conforma su poesía. Y nos dice:

“ Yo escribo la palabra que viene brotada de lo hondo

de donde el agua no está contaminada.

Te la ofrezco clara, lúcida, para que tú la hagas tuya,”

Su propuesta camina hacia el noble deseo de un mundo más justo, y apoyándose en la tesis de la filosofa María Zambrano, reclama un mayor compromiso de la ética compartida entre el hombre y la mujer, como esencia propia de lo humano.

Y este último trabajo, por tanto, se descubre y nos muestra a un poeta nuevo. Pese a que sus ideales de compromiso social siguen invariables, él nos regala una visión más plena, de madurez. En la que su mundo poético evoluciona hacía el deseo de comunicación, sin abandonar los planteamientos intimistas y líricos.

En la estructura de la obra podemos observar, que unidos al cuerpo de los veinte poemas de que se componen el poemario. Cada uno, de ellos, está iniciado por una cita en versos de autores seleccionados. En conjunto forman parte de su corazón poético, conmoviendo su fibra sentimental.

He de hacer la observación: que todos los autores citados comparten un denominador en común y orientador que, de alguna manera, ejercen una influencia sobre José Marcelo como poeta. De todos estos poetas, hay que destacar que la mayoría están enclavados históricamente en el movimiento generacional del 98, del 27 español, exceptuando dos clásicos modernistas y, al padre de la poesía Norteamericana, Walt Whitman.  Todos ellos comparten el desgarro evidente de la época que vivieron, y son partícipes de un rasgo en común que los identifican, a la hora de escribir, y, que igualmente, comparte nuestro poeta José Marcelo, formando su esencia poética y espiritual: todos mantuvieron una actitud de defensa de las libertades del ser humano y la paz.

Nos comunica en su brillante prólogo la catedrática, académica y admirada amiga Dña. Mercedes Junquera, en su elaborado comentario en el que sintetiza con suma agudeza la esencia de esta obra:

El poema de José Marcelo aparece como un espacio infinito donde confluyen presencia y ausencia, inmediatez y trascendencia mecidos por el vaivén de la creación. Su poesía intuye desde muy temprano la agónica soledad en la que la humanidad está inmersa.”

Antes de terminar con la lectura de una estrofa del presente libro sólo decirles que:

  • Detrás de José Marcelo, poeta, no hay nadie más que José Marcelo, persona”

No busquen nada más, sólo un corazón humano abierto de par en par.

Del poema titulado: “Porque la palabra es palabra”, leo esta estrofa:

Yo soy la palabra que levanta el vuelo muy alto:

Tú vienes a mi búsqueda, y yo te espero.

Y si tú me nombras… voy a tu encuentro

                                       (José Marcelo)

Muchas gracias a todos y todas-

                                                                                   Antonio Fortes

                                                                                   Concejal de Cultura

                                                                                   Del Excmo. Ayto. Vélez- Málaga

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s