PRESENTACIÓN DEL POEMARIO: “EL CORAZÓN RECIÉN NACIDO” DEL POETA JOSÉ MARCELO RUIZ.,- PRESENTADO POR ALFONSO GIL MANTECA.- EN EL CENTRO DEL EXILIO- VÉLEZ- MÁLAGA.

Vélez- Málaga, 21 de abril de 2014

el-corazon-recien-nacido-001El tiempo se pierde, porque nos desentendemos de lo que pasa en nuestro entorno; se nos olvida que existe. Su existir es pasar quedándosedice María Zambrano. También decía don Antonio Machado: “todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar”

 El poeta José Marcelo me concede el privilegio, en esta tarde- noche, que yo sea el relator reflexivo, refinado, que haga una referencia a su poemario: El corazón recién nacido, para obtener el refrendo del pueblo.

José Marcelo es un poeta vivo, con una presencia participante y comprometida. Por eso, nos regala los versos con la cercanía de un poeta en la calle, dispuesto a dar recitales a quienes se lo pidan.

Consigue así que almas generosa, como la de Dña. Mercedes Junquera, (Catedrática emérita, Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Toledo), se implique y es la autora del prólogo. Así como Eduardo Roberto, pintor de Vélez- Málaga, es el ilustrador. Ambos hacen más atractivo su libro de versos: El corazón recién nacido. Palabras que anuncian un corazón que pretende el flechazo.

José Marcelo es un niño ingenuo, trasparente, que nos señala la deuda con sus maestros:

  • Juan Ramón Jiménez: “inteligencia, dame el nombre exacto de las cosas.”
  • Khali Gubran : “ el amor no posee ni es poseído.”
  • Blas de Otero: “el amor humano es una flecha”
  • Pablo Neruda: “los ojos del tiempo bajo el oceáno”
  • Federico García Lorca: “la raíz de la verdad de las cosas equivocadas”

José Marcelo se considera un lazarillo del amor ciego. Un niño travieso convertido en cuenta cuentos. Nostálgico “del membrillo y la granada, de su amigo el cabrero y del molino en el arroyo seco”, con ello nos rememora su infancia. Busca la verdad “en la cárcel, en los hospitales o en las fronteras”. Huye de los miedos infantiles con rebeldía juvenil. Quiere tener la madurez y la sabiduría de la vejez. Quiere “Que esos hijos que no nos pertenecen, vuelen alto…” Quiere ser uno de “esos corazones que nos golpeen como una llama” (Emilio Prados).

Porque como Virginia Satir, nuestro poeta cree que “el mejor regalo es tocar a otra persona”. Busca nuestra mirada, la sonrisa y el perfume, para abrazarnos con dulzura. Pide que rompamos los espejos cuando nos miren con otros ojos (que “son ojos porque nos ven” decía Machado).

José Marcelo es rebelde y valiente porque reclama “pan y justicia”, como lo hacen las madres de los huérfanos de guerra. Reclama esperanza para la juventud, que sin futuro, viven en el infierno de los tiranos. A él, le duele también, a quienes ganan su sustento. Cree en la humanidad, en el hombre, en la mujer. Cree en “esta tierra que piso y amo”. Le duele la ciudad de los “chirridos inhumanos (Celaya). Porque se pierde atropellado por una muchedumbre, “que no se mira, no se huele, no se toca, no se escucha”. “Y a él, que quiere ser un peregrino pordiosero de la palabra, le dan el carnet de peatón y lo han empadronado”.

Porque él quiere recuperar la humanidad. Crear un corazón nuevo e infinito: “derribemos la Torre de Babel con el lenguaje universal del amor”. “No quiere que se llene de lágrimas la soledad de los hombres· (Como dijo Blas de Otero). “ No inventemos un dios tirano que nos someta, vayamos al encuentro del otro que nos espera”. “Porque todo dice que sí” (Pedro Salinas)

 Y yo suscribo sus deseos, su intención, su mensaje: “tenemos una voz cálida, brazos para estrecharnos, razones, sentidos, el sol, la lluvia, el deseo de vivir con ese amor nuevo renacido”.

                   

                 Que buen día hace para vivir

                    rompamos las alambradas

                    de nuestras fronteras.

                    Hagamos el amor

                    con una carcajadas de sonrisas,

                    para verlo todo azul

                    como el mar y el cielo de su nombre.

                                                                                   Alfonso Gil Manteca

            Profesor- Miembro de la S.A.C – Vélez- Málaga)

                                                                        

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s