La soledad sonora en la pintura de Pepe Bonilla

FOTO DE LA EXPOSICIÓN DE PEPE BONILLA. Hay soledad y soledades. La soledad que es un estado de estar con uno mismo, como el poeta onubense Juan Ramón Jiménez nos expresa: “Somos como testigos, como oyentes de nosotros mismos, y cuando más solos estamos, más intensamente nos comprendemos. La idea se densifica a fuerza de silencio y de éxtasis y, líricamente, el ámbito de su palabra y su canto, que reflejan y son, metafóricamente, una «soledad sonora”. Las demás son soledades, como la de poeta Luis de Góngora; “soledades que es un canto de amor a la Naturaleza y una búsqueda a la belleza. Dicen sus versos: “Lo que lloró la aurora/ -Si es néctar lo que llora- y. antes que el Sol, enjuga/la abeja que madruga/ a libar flores y chupar cristales.” La de Antonio Machado, que son sus soledades, “soledades del camino, de la vida”. Nos dice:” He andado muchos caminos, / he abierto muchas veredas: / he navegado en cien mares /y he atracado en cien riberas.”

Pero quiero hablaros, de la “soledad sonora”; la del alma; la que, el santo y místico poeta, San Juan de la Cruz, se dolía en su Cántico Espiritual, que nos habla de: ” La noche sosegada / en par de los levantes de la aurora, la música callada, / la soledad sonora, /la cena que recrea y enamora. Porque esta “soledad sonora”, tan elocuente, es la que está en la pintura José Bonilla Peña, que podemos visitar en la exposición del Centro de Arte Contemporáneo de Vélez- Málaga.

Encontramos dos etapas muy diferenciadas en la pintura de Pepe Bonilla: la primera corresponde a las décadas de los años setenta y ochenta, en la que manifiesta una rebeldía y un compromiso con la época que está viviendo. Etapa influenciada por el planteamiento del pintor irlandés Francis Bacón que expone a la figura humana, expuesta y vulnerable, deformada y mutilada; logra así expresar “la soledad, la violencia y la degradación humana.” Pero a diferencia de Bacón, nuestro pintor Pepe Bonilla se interroga, lo hace desde el alma humana, y sus cuerpos en movimientos o desgarrados son expresiones de búsquedas de respuestas existencialistas; lo logra, advirtiendo el peligro que supone que el hombre se devore a sí mismo.

En la segunda etapa, a partir de la década de los noventa, comienza una nueva trayectoria, y la búsqueda existencial del ser humano encuentra el camino del asceta; aparece el hombre que quiere dialogar con la divinidad. Sus cuadros recogen toda la trayectoria religiosa de la tradición pictórica, desde la pintura flamenca hasta nuestro siglo de oro. Influenciado por la pintura flamenca, la cual no se limita a pintar la caída de la luz sobre las sombras, sino de los efectos que produce la luz sobre el paisaje y la distancia. Nuestro artista Pepe Bonilla, tan acertadamente, trae la luz desde la penumbra y hace aparecer la imagen con un halo de misticismo. La composición del cuadro mantiene la estructura geométrica triangular, concepción que refuerza la simbología de la divinidad. La cromática refuerza la luz, en una composición de amarillo, ocre y rojo, con un fondo de penumbra tan bien trabajado que realza la figura y el efecto del misticismo del cuadro. Este trabajo, de los fondos también elaborados, muestra la influencia del pintor religioso Sánchez Cotán, que vemos en sus bodegones y en sus cuadros, por el efecto de tenebrismo.

La técnica que elige nuestro artista es el temple al huevo y el oleo. El temple al huevo que domina con gran maestría, es una cualidad técnica que lo identifica y lo diferencia de sus contemporáneos.

Nos encontramos con otros cuadros con la influencia del Marienismo de Bronzino, estilo que predomino en Italia desde el final del Renacimiento (1500), cuya escuela es la florentina, ejemplo: el cuadro de Lucrezia Panchiatichi.

Toda una vida para dejar un legado, cuya importancia es orgullo de todos los veleños. Ejemplo de escuela a seguir. Sé que se abrirá la frontera de la universalidad; sólo queda el estudio profundo de sus obras y el trabajo de darlas a conocer.

                                                                                         José Marcelo Ruiz

Este artículo se ha publicado en  la prensa Noticias 24 (Comarca de la Axarquía), el viernes 19 de mayo de 2017. Mi agradecimiento al director  y a su equipo de redacción por su interés por la cultura y temas de pensamiento.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s