El poeta en la historia: Fedérico García Lorca, ‘poeta del Pueblo’

Por José Marcelo Ruiz

 LORCA  Su manifiesto compromiso con la  sociedad  de su tiempo y  con el ideario  cultural de la república, nos indica que Federico García Lorca   era una persona comprometida socialmente con el Pueblo. Ejemplo de ello, su implicación en   el teatro de “La Barraca”

Me interesa más hablar de su identidad como poeta, así desentrañar el concepto de ‘Poeta del Pueblo’, basándome en sus obras. Para ello, me voy apoyar en los artículos de crítica literaria de la pensadora veleña María Zambrano.

 En 1937, María Zambrano publica en Chile una antología de la poesía lorquiana. Habla por sí sola la selección de los poemas, elige una muestra de más de setenta poemas de diferentes libros lorquianos, sólo  incluye uno de la etapa surrealista de Poeta en Nueva York, precisamenteOda al rey Harlem”, de marcadas connotaciones sociales.

María Zambrano que no está de acuerdo con las vanguardias y, sobre todo con el surrealismo, porque afirma que es una falsificación de la vida. Frente a ello, propone la humanización del arte. Aunque la poesía lorquiana está asistida por el sueño, pero no es poesía “onírica”, sino sueño creador. El amor tampoco la convierte en poesía erótica. Señala que en el surrealismo  tocaron los temas de la muerte, el amor y el sueño, pero sólo Lorca, Alberti y Aleixandre le dieron originalidad. Para ella, otro caso de uso de silencio para la crítica es la obra de Góngora, de la que María Zambrano no hace más que alguna referencia ocasional. Y, su actitud en no participar en la conmemoración de su homenaje.

María Zambrano opta por una idea romántica de poesía surgida del pueblo y, toma como ejemplo a dos genios Lope de Vega y a Federico García Lorca.

Para empezar, comenta el proyecto de Vosler de buscar al Lope poeta de España. Lope es el poeta que devuelve su imagen en el teatro. A partir de este punto, ya María Zambrano se refiere a Lope como poeta del pueblo y no como dramaturgo. Por lo tanto, María Zambrano inserta a Lope en la órbita del siglo XX.

Más compleja es la consideración del carácter de poeta del pueblo de García Lorca. Debido a las circunstancias políticas en que se produce su asesinato, la obra lorquiana desató toda una serie de comentarios en que su faceta de poeta de pueblo se superpuso a su faceta de poeta republicano. Por ejemplo, Juan Rejano compara la muerte de Lorca, que murió a manos de los enemigos del pueblo,  a la inmortalidad de ‘Peribañez’ de López. Porque el poeta  resucita para la historia.

El interés de María Zambrano por la poesía de Lorca, si bien ya existía anteriormente, se desata tras la turbación que le produce su muerte en 1936. La antología que hace de Lorca en 1937, expone  dos razones: el rechazo vanguardista de Lorca. En segundo lugar, en su prólogo expone algunas de sus ideas principales sobre la condición de poeta del pueblo que hay en Lorca, así como sobre la poesía en general.

Señala que la poesía lorquiana es un regreso a la sangre y a la muerte. La cultura de Lorca es la cultura poética andaluza, la falta de premeditación que brota de las entrañas más honda del pueblo. Su lenguaje es el lenguaje popular, pero no al modo fácil del folklore: Lorca no fue al pueblo, sino que ya estaba en él. (1)

Porque como María Zambrano nos dice: “La poesía no acepta a la razón para morir, la razón como aquello que vence a la muerte.[…] La poesía es la voz de la desesperación, la melancolía y el amor a lo pasajero que quiere consolar de perderlo y de perderse.” […] La actitud del poeta ante la vida: “El poeta tiene lo que no ha buscado y más que poseer, se siente poseído.” (2)

Y, nos deja una acertada definición de lo que es: “SER POETA”

Un poeta es alguien que pertenece al mundo de la fábula, de lo maravilloso. De no ser así, no es enteramente poeta, sino alguien que acierta a versificar. Poeta, es alguien que padece en su vida de hombre mortal, sujeto a todas las relatividades de la condición humana, el peso de lo más comprometedor, la responsabilidad más exigente, la que proviene de decir lo aún no dicho, de expresar lo que gemía el silencio, en las fronteras mismas de lo inefable… Condenado por Dios a ser filosofo, dijo de sí mismo alguien que en verdad lo era.” (3)

                                                                                        José Marcelo Ruiz

        Bibliografía consultada:

  • “María Zambrano, crítica literaria” por Goretti Ramírez.
  • “Filosofía y poesía” de María Zambrano”
  • “Hacía un saber sobre el alma” de María Zambrano

Este trabajo ha sido publicado en la revista literaria ‘ AL ALBA’,  nº 38, primavera-verano 2016, de ‘La Agrupación malagueña,  Poética- Literaria Ana León Ramos.’

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s