Siempre estarás presente, Manuel Alcántara.

 

manuel-alcantara-kSC-U302362188680SB-575x323@RC “Ser hombre es ir andando hacia el olvido / haciéndose una patria en la esperanza; /cuerpo a cuerpo con Dios se está vendido / y a gritos no se alcanza “.

  Estos versos pertenecen al poema Biografía de Manuel Alcántara, en él nos expresa con una extraordinaria belleza lírica el  sentido de la vida, ese construirse como ´persona´ como diría María Zambrano. Sabedor  el poeta, Manuel Alcántara, que el móvil de la vida es la esperanza. Esa esperanza que siempre lleva acuesta el ser humano. Frente al ´hombre´, y ´hombre´ entendido como ser humano, está ese ser desconocido, divino, con quien el cuerpo a cuerpo  es imposible mantener confrontación dialéctica alguna, porque cualquier batalla está perdida.  Como diría nuestro místico San Juan de la Cruz, que para hablarle a Dios, se le habla en silencio. En silencio y no a gritos.  Pero en la intimidad  hablaba Manuel con Dios, de tú a tú, porque le debía una explicación.

    Como bien dices, Manuel, dedicaste tu vida: “… a todo lo que obliga/ la impuesta profesión de ser humano”, abriste tu alma para dar cobijo a la poesía,  la convertiste en una obligación y una manera de vivir. Lo mismo que hicieron otros poetas, como el poeta italiano Césare Pavese declaraba: “ Hay que aceptar el difícil y duro oficio de poeta”. Pero usted, don Manuel, lo hacía como divirtiéndose: “… enseño a andar palabras de la mano”.

     En los artículos mantenías ´la palabra viva´;  siendo conciencia del acontecer cotidiano, haciendo historia. Ejemplo para todas las personas que se dedican a la profesión de escribir, de trasmitir la cultura y su sabiduría, ejemplo también para todo ser humano que aprecie la honestidad, la humanidad y el buen hacer. Gracias, gracias, mil gracias por haberte conocido.

      Estás en lo cierto cuando escribiste: “(Dentro de poco se dirá que fuiste, /que alguien llamado así, vivió y amaba…) / Ser hombre es una larga historia triste / y un buen día se acaba”. Pero bien sabes que nadie, nadie se va del todo. Que la biografía de una gran persona se hace con las huellas indelebles, que ha dejado en su caminar por la vida. Siempre estarás presente, Manuel Alcántara.  Escucharemos tu voz,  porque tienes voz,  y has dejado ´la palabra sonando como eco´.  Esa palabra que bien conocen los poetas, así lo declara otro poeta: “Yo soy la palabra que levanta el vuelo muy alto: /tú vienes a mi búsqueda,  y yo te espero, / y si tú me nombras voy a tu encuentro”

 Miraré la mar, la que te vio nacer, la bahía de Málaga. Hablaré contigo. Haremos memoria,  esa memoria que se lleva el tiempo. Reeleré tus poemas, los del Paseo Marítimo de “La Torre la Mar”. Sentiré tus pasos como andan juntos a los míos.

Y veré a ese hombre irse sobre sus huellas “… indefenso y sonoro, a ras del suelo, /que se irá mientras hacen las estrellas / propaganda de Dios allá en el cielo”.

                                                                          José  Marcelo Ruiz

Este artículo se publicó   en la prensa Correo de la Axarquía.com , en mayo 2019, número 27. Mi agradecimiento personal al director del medio D. Juan Morales, por su interés por los temas culturales, de opinión y pensamiento.

 

 

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s